Organizando mi primer retiro | Xavi Sánchez

Organizando mi primer retiro

Hace 4 días que volví de mi primer retiro y todavía sigo integrando todo lo que se movió a lo largo del fin de semana, ha sido una experiencia muy especial.

Hace poco más de un mes me desperté una mañana con ganas de hacer una escapa de fin de semana. La idea se fue transformando y primero pensé en hacer esta escapada con Enric, mi amigo y compinche terapéutico, para dedicarnos a hacer hipnosis, caminatas… y finalmente se convirtió en un retiro para terapeutas.

Fue un proceso rápido y como me gustó la idea la compartí en mi grupo de Facebook a ver si había más personas interesadas, y la respuesta fue muy buena. Así que en cuestión de pocos días busqué una casa, confirmé un mínimo de personas y arranqué la organización del retiro.

La maravilla de hacer algo tan espontáneo es que las cosas van sucediendo sobre la marcha y confiando un poco todo va encajando.

La organización del retiro

Como decía lo primero que hice fue buscar casa y como encontré una a buen precio que me gustaba mucho no esperé a tener las suficientes confirmaciones y ya la reservé, un pequeño riesgo con una gran recompensa 🙂

Después compartí un poco más sobre la idea del retiro: un evento colaborativo entre terapeutas cada uno proponiendo una actividad. Y en poco tiempo ya éramos 5 terapeutas con 5 actividades, lo que ya era suficiente para entretenernos un fin de semana.

Al ya tener la parte terapéutica completa abrimos el retiro a personas que solo quisieran disfrutar del fin de semana sin tener que guiar una actividad, y así es como formamos el grupo de 8 personas. Y eran las 8 personas que tenían que venir, ni más ni menos.

Con las 5 propuestas de actividades organicé un pequeño planning distribuyéndolas con cierto sentido para que el trabajo de cada actividad se fuera acumulando en un proceso terapéutico más completo. El sábado empezamos con un círculo mixto de la mano de Yolanda, seguimos con respiración integrativa con Enric para acabar con una danza de centros energéticos que guié yo, y después de cenar una sesión de cuentos espontáneos entre todos facilitado por Javi. Al día siguiente hicimos un viaje hipnótico inducido por José y ya cerramos el retiro.

A la hora de la comida opté por contar con un catering, así que semanas antes del retiro probé con Enric uno que realizan comida diaria para empresas en Castelldefels y fue una agradable sorpresa. Les expliqué el retiro y prepararon un menú muy atractivo a muy buen precio. Por si tienes curiosidad son una pareja de holandeses muy simpáticos que montaron este proyecto: Yuca meals.

El resto de organización consistió en mover un poco el evento en Facebook y contactar con [email protected] para juntar un grupito majo, hacer cálculos para ver lo que tenía que pagar cada uno, comprar algunas cosas extra, organizar los coches para llegar al retiro…

El proceso completo fue bastante fluido y mucho más sencillo que organizar el próximo que haremos en San Juan, así que estoy muy agradecido por la experiencia.

Y el retiro fue una maravilla gracias al grupo de bellísimas personas que se apuntaron a la aventura. Fue una experiencia muy intensa y bonita. En Alquimistas del cambio haré una reflexión más personal de cómo viví el retiro.

Y ahora un poquito de análisis de como fue todo.

Lo que fue mejor

A continuación voy a comentar los detalles que creo que salieron muy bien:

  • Llevar la comida hecha: a la hora de comer era muy sencillo tener casi todo preparado y así poder disfrutar de la compañía de los demás.
  • Dejar ratos ociosos: hicimos relativamente pocas actividades, aunque muy potentes, lo que nos dio la oportunidad de charlar, descansar, tener tiempo personal… que todos agradecimos mucho.
  • No organizar más de lo necesario: este es un punto totalmente personal, y para mí el no tratar de organizar mucho es un reto así que estoy muy contento de haber conseguido que todo fuera lo más espontáneo posible y de yo haber hecho poco 🙂
  • Escoger una casa con una sala grande: aunque tenía un jardín enorme por la inestabilidad del tiempo tuvimos que utilizar la sala para varias actividades, así que fue un acierto buscar una casa con una sala grande.

Lo que mejoraremos

La experiencia superó todas nuestras expectativas así que las cosas a mejorar son simples detalles:

  • Demasiada comida: sobró más comida de lo que me hubiera gustado y es una pena, a la próxima ajustaremos más las cantidades.
  • Problema de volumen con los altavoces: me cambié de móvil hace poco y el volumen al conectarlo a los altavoces bluetooth era más bajo de lo que había probado, así que en la actividad de danza se quedó un poco corto. Ya está solucionado 🙂
  • Diversidad de comida: la comida fue vegetariana y para algunas personas fue un poco demasiado verde, así que valoraremos cómo encajar más diversidad de opciones a la hora de comer.
  • Falta de servilletas, bolsas…: no caímos en comprar algunas cosas básicas pensando que la casa ya tendría, así que haremos una lista de esenciales para llevar al próximo.

Conclusiones

Para ser el primer retiro que organizo he podido contar con la ayuda de los demás y ha sido todo muy fluido y fácil, así que estoy muy contento y con muchas ganas de organizar el de San Juan.

Casi todo fue genial y lo que fe menos bien es sencillo de solucionar. Ahora el reto es organizar un retiro con más personas y menos terapeutas, que tendrá sus propias particularidades y del que seguiré aprendiendo mucho.

¿¿Nos vemos en San Juan??

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies